Historia Parte 5

Enviado por torcasa el Vie, 31/08/2018 - 18:27

Los encuentros y la Iglesia

La Casa de la Juventud tiene una doble dimensión: pastoral juvenil, y dentro de ella pastoral vocacional.

Una de las bendiciones más grandes del movimiento ha llegado a ser el significativo incremento de vocaciones religiosas.

Las siguientes fotos son de religiosos que, a excepción del primer grupo, casi en su totalidad fueron fruto de los encuentros en los primeros años de la Casa de la Juventud:

historia5img1

Noviciado 81-82

historia5img2

Noviciado 82-83

historia5img3

Noviciado 83-84

historia5img4

Noviciado 84-85

Cabe destacar por ejemplo, a fray Kempes y fray Celso Pirrón, que fueron jóvenes participantes de los encuentros y posteriormente decidieron integrarse a la orden (noviciado 83-84), y que posteriormente llegaron incluso a quedar a cargo de la misma Casa de la Juventud.

El trabajo realizado en la Casa de la Juventud pretende ser un impulso a los jóvenes para que éstos se integren a sus grupos juveniles o parroquias y trabajen en la construcción de una Iglesia más fuerte y juvenil.

En la Casa de la Juventud sabemos que los jóvenes son buenos y generosos, pero hay que motivarlos y darles oportunidades de proyección sin temor de trabajar con ellos.

En la Casa de la Juventud T.O.R., queremos cooperar con nuestra sencilla experiencia pastoral y cordialmente los invitamos a que nos conozcan y juntos trabajemos en la construcción de un mundo mejor.

Etiquetas